Sígueme en Facebook

26 de septiembre de 2011
7 comentarios

La fantasía y contradicción femenina del hombre maduro

19:20

Si hay algo en lo que he cambiado desde que estoy soltero es la manera que tengo de ver el  comportamiento de algunas mujeres. Y ha sido para bien. Porque a todos los hombres nos van pasando historias con vosotras que consideramos incompresibles o ilógicas y acabamos recurriendo a las frases del tipo “están locas”, “no se las entiende ni con manual”…

Ahora tengo muy presente que los pensamientos que originan los comportamientos humanos surgen de tres partes diferenciadas del cerebro: el reptiliano o instintivo, el mamífero o sentimental/social y un tercero en el que realizamos el  análisis racional. Y es aquí donde comienzan los problemas porque, centrándome como estoy en las mujeres, estas sufren de deseos e instintos muchas veces contradictorios entre las 3 partes.

El ejemplo más claro para entender de qué estoy hablando es esa pregunta que tantos adolescentes le hicieron a sus amigas, ¿qué es lo que buscas en un chico? que solía venir acompañado de una retahíla de adjetivos Disney:  “cariñoso, romántico, atento…” seguido horas más tarde por liarse con el macarra/chulo de turno que las trata como a ganado pero del que no se quieren separar. Y esto es porque aunque su análisis racional le dice que se busque algo parecido a un pagafantas por comodidad, su instinto (cerebro reptiliano) le dice que busque al macho fuerte y dominante más cercano, que les de protección y aventura.



Hoy quiero hablar de una situación provocada por la lucha entre las 3 partes del cerebro:  la fantasía del hombre maduro.

Personalmente pienso que para entender la enorme riqueza del mundo femenino los hombres disponemos de un medio muy clarificador: las historias que les encantan. Algunos les llaman el “porno femenino” porque al igual que el porno cuenta historias que satisfacen los deseos más básicos de los hombres, películas o novelas como Crepúsculo o Sexo en Nueva York (por decir algo absolutamente mainstream) dan a muchas mujeres todos los ingredientes que sacian las fantasías, preocupaciones e instintos más íntimos.




Una de estas histórias de gran éxito fue “Perdona si te llamo amor”, bestseller y éxito de taquilla. En ella, una adolescente consigue cazar a un maduro cuarentón. La historia acaba bien, claro y las mujeres salen encantadas de que el amor triunfe una vez más. La “prota” consigue un novio más maduro que los aspirantes que tiene la chica, con un trabajo estable, un cochazo en el que la empieza a llevar (porque su moto está en el taller) y para colmo es super-super-guapo.

¿Todo perfecto, no? Es lícito, legal, ¡hermoso!, ¿no?

¿Entonces por qué cuando la mujer ya no es la jovencita si no la que tiene la edad del hombre, ésta empieza a llamar “inmaduro”, “asaltacunas”, “aprovechado” al hombre que cumple esa fantasía que tantas y tantas mujeres tienen o han tenido?


 Y no estoy hablando sólo de mujeres que se separan porque él se va con otra más joven, en el que puedo entender cualquier insulto nacido del resentimiento. También ocurre en mujeres estables, de esas que tuvieron amigas en la universidad que se liaron con profesores y que lo vieron como algo excitante que contar en mil cotilleos. Chicas que vieron bien esa relación pero que ahora miran con cara de perro o desdén a sus amigos en edad de cumplir el papel de maduro y se lían con un pelo bonito y unas tetas más duras. Y es verdad que las “crias” suelen tener más cuerpo que cerebro pero yo me pregunto: ¿todas las jóvenes son pavas y todos los hombres mayores son maduros?, ¿la chiquilla de la película está siendo únicamente materialista y el hombre no sabe envejecer? Yo creo que depende de cada persona y de cada pareja.


El otro día hablando con un mi amigo me dijo que ese fin de semana había sido de contrastes. Entre la última chica con la que quedó y la “chica” con la que estuvo hablando con sibilinas intenciones mediaban 20 años. Lo cierto es que ninguna de las 2 aparentaba su verdadera edad y que ni siquiera él, según le dijo ella, aparentaba su edad. El caso es que la mujer pasaba su pelo entre sus dedos, le miraba a los ojos,  le dijo 4 veces lo mono que era pero… que “le sacaba demasiada edad”. Daba igual lo que sus instintos le dijeran o que a esas horas ya no fuera a encontrar nadie mejor... venció el cerebro racional… y también el hecho de que tenía entre ceja y ceja a un melenudo canoso cuarentón que vegetaba a menos de 2 metros con un whisky en la mano. Aún así, cuando le dijo que mejor se fuera por donde había venido y él comenzaba el regreso con las manos vacías le hizo girarse y  le preguntó su nombre.

Supongo que para estas mujeres su nombre era antes asaltacunas y ahora asaltaviejas…  quizás tenga que montar un nombre compuesto con ambos. Quizás lo mejor sea centrarnos en la persona y no en la edad y dejarnos llevar a ver qué pasa. 










7 comentarios:

  1. Los hombres sois durante toda vuestra vida 90% sexuales. Deseais pechos duros, culos prietos, pieles suaves, cabellos largos. Las mujeres poco a poco, nos vamos estropeando y vuestro desea por nosotras disminuye a medida que cumplimos décadas.
    Por eso vosotros siempre fantaseais con mujeres más jóvenes y si teneis posibilidad las aprovecháis.
    Se habla mucho de las mujeres exhuberantes que están con viejos ricos pero ellos son conscientes de que están con ellos por dinero peor prefieren tirarse a una joven con pechos duros, culos prietos, pieles suaves, cabellos largos que a una de su edad con pechos fácidos, culo caído, piel áspera y pelo corto.
    Las mujeres en cambio, no somos tan sexuales ni fantaseamos tanto con hombre jóvenes. La hay pero es minoría. En el caso de los hombres, es aplastante mayoría.

    Leí "Perdona..." en su momento y me pareció la típica fantasía masculina camuflada en una historia para chicas y así "vender bien" que una joven prefiera estar con un chico de su edad y por supuesto, que hombres maduros busquen jovencitas en lugar de mujeres de su edad, no físicamente tan apetecibles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "y así "vender bien" que una joven prefiera estar con un chico de su edad" me he equivocado. Quería decir "vender bien que una joven prefiera estar con un hombre maduro que con un chico de su edad"

      Eliminar
    2. Tú lo viste como una historia para hombres y yo para mujeres... Cada uno en su mundo jeje

      Eliminar
  2. Tengo 29 años, y me siento relativamente joven, pero he de reconocer, basándome en mis experiencias personales, que no tengo la suficiente experiencia sentimental ni sexual para poder tener una relación en igualdad de condiciones con una chica de mi edad.

    No me siento un hombre inmaduro, pero he de reconocer que me siento más cómodo con mujeres de 21, 22 o 23 años, y no me importa en absoluto el físico, creo que una mujer de 29 años no tiene nada que envidiarle a una mujer de 22, pero es una realidad que las mujeres sois más precoces y mucho más sexuales, al menos en la práctica, porque cuando nosotros hemos tenido unas 5 o 6 parejas sexuales, vosotras habéis tenido 15 o 16...

    Si me fijo en mujeres más jóvenes es por eso, porque no quiero una mujer a mi lado que ha hecho de todo, incluso que está amargada y llena de prejuicios por su dilatada experiencia y que busca un calzonazos para tenerlo de novio porque ya está cansado del sexo y lo que quiere es estabilidad.

    Yo estoy empezando a disfrutar de mi juventud, tal vez por el rollo de "treintañero" estoy ligando como nunca en mi vida... y empezar una relación con alguien de mi edad sería como una condena, porque sé lo que me esperaría...

    Cada persona es un mundo... y juzgar una relación, sea por el motivo que sea, me parece de gente amargada y retorcida... historias de amor hay muchas y muy diversas, no creo por ejemplo que Piqué este con Shakira por su dinero... y se llevan 10 años... pero bueno... ya podéis empezar a ponerme verde si queréis, señoras...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se con qué tipo de mujeres te relacionas, pero tienes una imagen MUY distorsionada de las mujeres: 15 o 16 parejas sexuales??? En serio?? =)) Hay muchas chicas de 29 qe solo tuvieron 1-2 parejas, o ninguna, y que apenas tienen experiencia. De hecho son normalmente los chicos los que tienen más parejas y experiencia.

      Además hablas de las mujeres de 29 como si fueran mentalmente "viejas". Muchisimas chicas de 29 y 30 años tambien estan disfrutando su juventud, y no están "amargadas" como tu piensas.
      Y me parece penoso que no quieras estar con una chica xq tiene mas experincia que tu.
      Quizás SI eres un hombre inmaduro, aunque no lo reconozcas, porque por lo que escribes sobre las mujeres se ve que mucha idea no tienes ;) PD: tengo 23 años.

      Eliminar
    2. Pues eso, tienes 23 años, cuando tengas 29 hablamos.

      Por cierto, a mi no me importa no tener tanta experiencia sexual (o sentimental) que mi pareja, pero las parejas descompensadas tienen fecha de caducidad, tanto en el ámbito sexual como en cualquier otro tema, indiferentemente de que sea el hombre el que tenga más experiencia o sea la mujer la experimentada.

      Eliminar
    3. Yo pienso que si un chico o una chica con poca experiencia sexual empieza una relación seria con alguien que tiene mucha experiencia es equivalente a tener que limpiar una casa donde se ha celebrado una macrofiesta en la que no has participado...

      =))

      Eliminar

 
Toggle Footer
Top