Sígueme en Facebook

12 de diciembre de 2012
0 comentarios

Mejorar la apariencia (I): ¿Realmente es necesario?

20:41

Te lo diré gráficamente. 

Esto es lo que pasa cuando se encuentran dos hombres :




Esto es lo que pasa cuando se encuentran dos mujeres :




Probablemente hasta este momento nunca le diste demasiada importancia a tu apariencia. Te vestías normalito para no destacar demasiado, un poco con lo primero que veías. Sabes que las mujeres se fijan en los detalles pero empiezas a tomar conciencia de hasta que punto. Te has dado cuenta que a veces las mujeres te miran interesadas cuando vas un poco más cuidado y que podrías hacer algo al respecto. No me refiero a tener que ir de traje a todas horas como pregona Barney en Cómo conocí a vuestra madre. Me refiero a no ir tan tirado como muchos hombres van. A esta gente, que en muchos casos fueron yo mismo, va dirigido estos artículos.

  ¿A quién no le gusta que las mujeres muestren activamente cierto interés al verle en un pub o simplemente por la calle, las librerías...? A mí no me pasa a menudo, pero hay veces que una desconocida con la que apenas me he cruzado o hablado tiene una manera, intensidad y duración de su mirada que me hace incluso sentir algo en el estómago. Poder intuir si le gustas o no a la chica antes de acercarte atina tu disparo y te da mucha seguridad. Ok. Tienes dos opciones. La primera, la fácil, de seguir como hasta ahora y seguir esperando la suerte. La segunda no es tan difícil. Vamos a intentar cuidar nuestra apariencia un poquito más pero sin llegar a convertirnos en un metrosexual de anuncio.

¿Pero... seguro que tengo que esforzarme en esto? Mmmm... ¿de verdad?

Aunque no nos atraiga a los hombres a las mujeres la ropa y la forma de combinar los detalles con los que nos adornamos les interesa sobremanera. Incluso aunque te tengan re-que-te-visto son capaces de detectar que un día te has puesto un anillo. Su radar no para. Ellas dedican muchísimo tiempo a vestirse, maquillarse, depilarse, ir de compras, mirar revistas, compararse con sus amigas o más bien con toda mujer que tenga dos piernas... y esto es algo que no suelen hacer la mayoría de los hombres. Así que si quieres diferenciarte aquí tienes un punto fácil. Según unas estadísticas nada fiables de vete a saber qué medio de comunicación el 70% de los hombres pasa completamente de cuidar los detalles de su aspecto. Nos da igual 8 que 80 a la hora de combinar la ropa o de elegir la adecuada para según qué momentos. Así que si aplicas el modelo de mejora constante que defiendo vas a despuntar e indicarle con este asunto que eres un hombre sensible a ciertas cosas que muchos otros hombres no son y que se fija en los detalles, por lo que probablemente tengas gusto e incluso seas detallista, que es lo que buscan tantas y tantas mujeres.

Si pretendes entrarle por los ojos a una desconocida tienes que tener en cuenta los factores que encienden sus instintos, que no tienen por qué ser los mismos que los tuyos. En mi opinión suelen ir en este orden nada más verte:

- La apariencia física: altura, corpulencia (espalda en V, culo), si eres guapo...
- La ropa que llevas puesta: si usas ropa del montón, si compartís el mismo estilo, si te sienta bien, bisutería...
- La gente con la que vas. Si estás solo, si te estás divirtiendo, si tus amigos son "unos raros", si eres líder...
- Tu lenguaje verbal y no verbal: cómo hablas, si eres inseguro en tus movimientos y mirada, tu ortografía...
- La higiene personal: uñas, zapatos, si estás sudado o incluso borracho...

Y por último la mujer se pregunta inconscientemente pero en todo momento si todos estos factores son coherentes unos con otros. Quiere saber si eres como ella cree que eres. Así que sobretodo si eres de los que les gusta usar el llamado método directo abordando mujeres tienes que centrarte en mejorar todo lo posible estos 5 puntos para transmitirle que tienes un gran valor. Y como bien sabemos, a veces no hace falta correr más que el guepardo, basta con correr más que el desgraciado de al lado...

Personalmente no creo que haya que aparentar mejoras en estos puntos (ni en prácticamente ninguno). Hay que  mejorar realmente, integrarlo con tu persona. Eso te hará más atractivo en general. Es sorprendente como un cambio de chaqueta puede hacer que pases de ser invisible a que no paren de hacerte caso en las tiendas, las relaciones públicas de los pubs, etc...

Hace un tiempo me puse una camisa a medida que me regalaron para una salida nocturna. Va contra mis gustos personales pero como he dicho otras veces, cuando uno quiere mejorar tiene que probar muchas cosas distintas aunque no gusten. En un momento determinado íbamos andando por la calle y una desconocida me dijo que se me había caído un papel... me giré extrañado y continuó ...el que te envuelve, bombón. Tardé en entender que estaba flirteando conmigo. Mucho. No  me habían dicho una frase tipo camionero en toda mi vida (que yo recuerde). Era un tipo de chica al que ignoro y que me ha ignorado toda la vida. Así que fue la camisa. No tengo dudas.

El próximo día traeré los tips básicos sobre la vestimenta, por encima del estilo que tengas, que yo he ido adoptando con el paso de los años.

Más adelante incidiré en los Olores, sudores y demás cosas repugnantes que muchos hombres hemos sobrellevado, a veces en nuestra feliz ignorancia.


Nos vemos!
.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Toggle Footer
Top