Sígueme en Facebook

25 de diciembre de 2012
0 comentarios

¿Por qué pasa de mí?

21:51
De lo que voy a hablar hoy no es de técnicas ni de un listado de consejos. No voy a tratar de venderte mi libro ni vamos a bajar a la arena.

Lo que quiero que entiendas si has acabado aquí por haber escrito algo en google y eres un chico bueno de esos que terminan siendo "solamigueado" por la chica que le gusta es que muchas no lo saben, pero para tener a una mujer se requieren tener diferentes características antes y después.

¿Antes y después de qué?, te preguntarás. Pues antes de que esté enamorada de tí y después.




Hiciste la prueba: le preguntaste a esa chica qué buscaba en un hombre y la lista fue obvia: cariño, comprensión, amor, respeto... Cojonudo. Tú eres todo eso y más. ¿Entonces por qué pasa de tí? Porque todo eso es perfecto para "después" de que se haya enamorado de tí: cuando ya sois novios.

Para el antes, para que vea que existes y generarle atracción, se requieren otras características relacionadas con lo que su instinto, no su lógica, le dice que busca: las que definen al macho alfa. Pincha en este enlace si quieres leer las características que hacen alfa al personaje literario Christian Grey.

Sin embargo el artículo no se ha acabado aquí, ya que todo esto se ve afectado por la edad y por lo tanto objetivos que tenga esa mujer en ese momento de su vida y al concepto que tenga de sí misma.

No es lo mismo una mujer joven con muchos años por delante para escoger entre "el lobo o el vampiro" que una mujer con el reloj biológico marcando tic-tac cada día más fuerte. No es lo mismo una mujer que ve cómo se le acercan muchos hombres y tiene sensación de abundancia que otra que no recuerda la cara del último interesado.

Además, conforme pasan los años las mujeres se van dando cuenta que el mito del príncipe azul era mentira. Que no se quedarán con un príncipe perfecto ya que nunca existió, los hombres sencillamente somos hombres y unas tardan más que otras en conocer a suficientes para darse cuenta. Entonces cambian de fantasía a la de la media naranja. Ya no es necesario conquistar a un Príncipe (que es el macho alfa y es casi imposible), ahora es perfectamente comprensible quedarse con esa media naranja que la complemente y entienda. Este hombre quizás ya calvo y con barriguita tiene las características que ella te listó al principio y por lo tanto es más fácil quedarte con una mujer más mayor, que busque amor, compañía o un padre para sus hijos, siendo un macho beta cuando ya sois más mayores que cuando son jovenes y las mujeres buscan aventuras y un hombre muy cercano a sus ideales.

Así que la solución a la ecuación es un tanto desquiciante. Tienes que tratar de serlo todo dentro de tu forma de ser. Porque debes proyectar unas características antes y otras después y la única forma infalible es proyectarlas porque lo eres. Y para eso, lo que yo he hecho es invertir parte de mi tiempo en tratar de aprenderlo. ¿Crees que ya lo sabes todo? ¿Crees que no te hace falta desaprender nada? ¿Entonces por qué no tienes tanto éxito como te gustaría?


0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Toggle Footer
Top