Sígueme en Facebook

29 de julio de 2013
0 comentarios

El riesgo de ser visto como amante


Pasó hace muuuucho mucho tiempo, en un reino muy, muy lejano, que un príncipe que tuvo su primera amante aprendió una sabia lección. 


Ella tenía novio formal desde hace tanto que pocos del lugar recuerdan el inicio de aquella relación, por lo que era perfecta para él, que sólo quería jugueteo y emoción. Nuestro príncipe sabía perfectamente cómo quería ser visto, como un amante pero nada más. La damisela mantenía una relación abierta y entendió el mensaje. Los festejos comenzaron.

Es este un cuento sin final feliz, por lo que los errores comenzaron pronto. El príncipe no sabía como tratar a su dama después de cada fiesta, negándole el cariño que ella merecía por miedo a enamorar y a sentirse enamorado. La damisela se sentía entusiasta al principio, el príncipe frío como el hielo que hay más allá del muro.

Pasaron los encuentros y los meses. Se mezclaron los sentimientos. El destino, cruel para quien aquí escribe, hizo que el hechizo de amor pasara de un personaje a otro y la perseguida dejó de sentirse atraída por el perseguidor. El pobre príncipe se había enamorado pero ella ya no podría verlo como algo serio.

Mucho había mirado este príncipe de no tratarla con cariño, de no cogerla de la mano, de remarcar que él era hombre de muchas sin que ninguna fuera dueña de él.

Así que él se enamoró de ella cuando, con el tiempo, se quedó soltera. Pero ella no le siguió en su camino.

En el proceso de seducción la mujer clasifica al hombre nada más conocerlo. En mi opinión y a pesar del final triste de lo que cuento en esta historia debes mostrarte como un seductor, aventurero, divertido y despreocupado. Si eliges el camino del chico bueno enviando el mensaje quiero-ser-tu-novio ella te lo pondrá más difícil. Retrasará el sexo para que no pienses que se acuesta con cualquiera. Al fin y al cabo, "ya llegará" y tú estarás esperando a que ella decida dar el paso. Conozco un caso en el que él estuvo esperando casi un año ya que "tenían toda la vida para hacerlo". Huelga decir que nunca se acostó con ella y que aunque no lo hizo con malicia ella se rió de aquello cuando me lo contó. Para ella significaba un éxito haber mantenido un hombre a la espera durante tanto tiempo. Sin embargo yo creo que, en el fondo, no le respetaba precisamente por no haberlo conseguido. 

Así que plantéatelo: ¿estás dispuesto a pasar un período de prueba sin eso que TODOS los hombres desean? ¿No te merece más la pena empezar como una relación sin compromiso pero con sexo y en su caso pasar a algo más serio? 

Para tener éxito con el sexo opuesto hay que asumir que puedes perder. El príncipe del cuento lo hizo. Se enamoró y ella perdió el interés. Puede pasar. Forma parte de la vida, no hay que tener miedo ya que cuando se acaba una historia no hay un Game Over sino un Insert coin. Un hombre que no demuestra valentía y cierto riesgo es un hombre normal y corriente, común: es material de noviazgo. Si tú quieres tener unas cuantas parejas sexuales vas a tener que mostrarte como un posible amante para que ellas piensen que lo eres y acepten tener sexo contigo rápidamente, ya que te quieren en buena parte para eso. En algunos casos podrás transformar una relación de amigos con derecho a una pareja. Pero tenlo claro, si ella piensa que vas picando con facilidad de flor en flor tendrá miedo de enamorarse de ti, de apostar por una vida juntos y que con el tiempo te canses y te vayas a buscar emociones nuevas.

No existe el camino seguro, aún no has llegado a la posada. El camino sigue siendo más emocionante que el reposo y la seguridad en tu vida, ¿verdad, guerrero valeroso?





0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Toggle Footer
Top