Sígueme en Facebook

22 de junio de 2014
3 comentarios

El Hombre Divo

12:14
Ryan  Gosling en Crazy, Stupid, Love
 A petición de una anónima lectora solicitando un poquito de autocrítica masculina, me dispongo a hacer algunos artículos reflejando la parte oscura del alma de los Hombres J

-------------------------------------------------------------------------------------
Este artículo es una generalización, no un estudio científico: puede que tú, tu pareja o tus amig@s no seáis así. Esto es un blog y ésta es sólo mi opinión.
-------------------------------------------------------------------------------------



El Hombre Divo


Aunque le han salido patas de gallo,
ha mejorado con los años
Pasó una adolescencia y juventud tranquila con las mujeres. Algunas le hacían caso, pero menos de lo que le hubiera gustado. Llegados los 30, con alguna relación traumática a sus espaldas o de esas que iba a ser para toda la vida pero no lo fue, el hombre Divo se ve así mismo como alguien con cierto recorrido: tiene un trabajo más o menos estable, coche, vive independizado, tiene mayor madurez emocional que hace un lustro y las cosas mucho más claras con el tema de las mujeres. El hombre Divo sabe que debe mantenerse atractivo si quiere saciar todo el impulso sexual de alguien que está en la flor de la vida, ya que no tiene una pareja que le dé regularidad y lo de irse de putas es de perdedores. Así que decide cuidarse, al contrario que el 95% de su generación. No tiene barriga, se vuelve deportista, deja de fumar, empieza a controlar cuánto bebe para no perder el control y a darle importancia a cosas que antes no le daba (cremas, perfumes, ropa…) que encantan a las mujeres: obviamente destaca. Poco a poco empieza a darse cuenta que las cosas con ellas han cambiado. Las chicas que con veintipocos le ignoraban porque se fijaban en hombres más maduros ahora le miran a él. Las de treintaypico se están poniendo nerviosas porque el cuento Disney no se ha cumplido para ellas. Salen de marcha y ven un espectáculo triste: poco pelo, muchas barrigas y poca atención de los hombres de 30, que se fijan en las de 20. Los cuarentañeros les hacen caso pero ya están cascados, tienen hijos y una ex mujer que no termina de soltarles del todo o directamente pertenecen a una generación machista que busca chachas. Se ponen nerviosas, el espesor del maquillaje sube, la figurita se pierde. Sus amigas se están casando y teniendo críos y ellas aún solteras y con una mentalidad de escasez marcadísima. 

La principal arma femenina, conceder o no un encuentro sexual, de repente parece tener poco efecto. ¿Qué ocurre? Parece que el precio del sexo baja. Para el hombre Divo el viento se pone a favor. Como me decía una amiga ayer mismo “parece que los hombres salgan follados de casa”. Internet y las redes sociales de ligue facilitan el sexo sin compromiso. Las mujeres que en la veintena decían que “sexo sólo con amor, por supuesto” empiezan a superar la etapa de solo-quiero-si-todo-es-maravilloso-e-ideal tras haber tenido varias parejas. Love is deadSe vuelven prácticas. Ya saben lo que es tener un buen orgasmo y no quieren esperar (¿quizás años?) hasta tener su próxima pareja estable. Así que el hombre Divo treintañero ve que le pueden llegar a hacer caso las de 1*, 2*,3* e incluso 4* años. ¿Qué le ocurre? Que pasa una etapa promiscua para saciar la frustración de los años anteriores y luego se vuelve muy exigente. Y si sale de bares, no ve nadie interesante y sólo le miran 2-3 mujeres normalitas se vuelve a casa solo. Y no pasa nada. De repente el universo se pone al revés: de la misma manera que las señoritas entre 15-20 años descartan a los de su edad “desesperados salidos por echar el primer polvo”, los treintañeros divos descartan a las de su edad “desesperadas por tener su primer mini-yo”. 
¿Desesperados? ¡No por Dios!


Están en lo mejor de la vida, creen que tendrán tiempo para hacer su nido en el futuro o no les importa no llegar a hacerlo, ¡éste es su momento! Así que se volverán muy pasotas, te pedirán el teléfono pero no te whatsapearán. Los treintañeros “del montón”, cansados de recibir “no” durante 15 años empiezan a pensar “si quieren algo que lo demuestren” y no se acercarán. El marcador de estatus femenino de a-cuántos-hombres-rechazo-en-una-noche bajará las estadísticas. Cuando al fin el hombre Divo, el único que has visto interesante en todo el bar, se acerca a ti, se irá sin siquiera pedirte el teléfono. Se volverán a veces estúpidos, altaneros, sobrados. Querrán devolverte el dolor que les provocó no-importa-cual mujer hace ya unos cuantos años. Sin embargo, mientras todas,  incluidas las bajistas de 1,50 y algún kilo de más se sigan fijando únicamente en este hombre alto, guapo y de camisa arreglada preguntándose qué hacer para que le haga caso, el Hombre Divo será tan Divo como las mujeres Divas de las que tanto se quejó años antes.



Ligar en la treintena

3 comentarios:

  1. ante todo agradecer enormemente el que tuvieras a bien hacer caso a mi petición, te puedo asegurar que estos artículos reflejando la parte oscura del alma de los hombres trazado por uno de ellos son de un valor ingente, de verdad agradecidísima.... aunque he de decir que para ser un capítulo dedicado al hombre está demasiado presente la figura de la mujer, a la que se vuelve analizar y tengo la ligera impresión que incluso a responsabilizar del proceder del hombre divo.... he leído varios de tus post, algunos dedicados a la aptitud de las mujeres y otros en los que sale el tema a colación, y siempre vi un análisis riguroso sin cabida para la defensa o la justificación de estos locos compartimientos a los que nos dedicamos para atormentar vuestra existencia y para mi sorpresa, que la influenciamos hasta límites insospechados..... maldita Eva qué insensata al aceptar aquella manzana de la discordia porque no supo la herencia que legaba a su estirpe!!!!

    por todo lo demás muy esclarecedor, desconocía este arquetipo de hombre quizás por este semblante pasotas, no piden el teléfono, en caso de hacerlo no whatsapearán, con apariencia de como follados de casa.... pues como que así resulta difícil identificarlos, así que habrá que estar más espabiladas porque suenan bastante interesante estos sujetos....

    impaciente por descubrir más artículos de ese gran desconocido, el hombre, te vuelvo a agradecer tan ardua labor, de verdad, mil gracias Carlos!!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias anónima! A ver si en los próximos artículos consigo hablar menos de ellas y más de nosotros... No sé como hacer para escribir "culpar" a nadie. Mi intención es que se vea acción-reacción no "como eva es mala, adán también".

    Te dejo un artículo que tiene ya bastante tiempo en el que se habla de este arquetipo a través de los ojos de una mujer:

    http://maravillosasysolteras.blogspot.com.es/2010/03/que-les-pasa-los-hombre-partir-de-los.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por la referencia, después de leer el artículo y echarle un vistazo al blog me preocupa darme cuenta que hay mujeres que con los años no sólo se vuelven más insoportables y patéticas sino que por el camino pierde el sentido del humor, si es que lo tuvieron alguna vez.... qué lástima, así nos va!!!! jajajaja

      Eliminar

 
Toggle Footer
Top