Sígueme en Facebook

3 de diciembre de 2014
0 comentarios

Te pone a prueba porque sabe lo que quieres

Te lo pidió y se lo diste, ¿verdad?
Hace semanas tuvimos la primera cita. Continuamos con mensajitos de whatsapp muy intermitentes. Hay interés pero ninguno lo muestra demasiado. En teoría vamos a quedar una segunda vez y ella ya ha aceptado que sea en mi casa “para ver una peli”, es decir, me ha puesto el cebo en la nariz. El caso es que lo dijo en la primera cita pero con la excusa de los exámenes, así que la cosa ha ido retrasándose y yo no le he insistido lo más mínimo. Así que estamos en ese punto en el que ella sabe que yo me quiero acostar con ella y me está calibrando. En mitad de la conversación, entre “quedamos el día tal o pascual” me va pidiendo cosas. Pequeños favores.



¿Qué me han pedido las mujeres en esta primera fase de la seducción a lo largo de mi vida?


- Págame bebidas.

- Ves a comprarme tabaco a la máquina (con su dinero)

- Consígueme un cigarrillo (en fiestas).

- Bájame películas de internet.

- Ayúdame a resolver mis dudas.

- Invítame a cenar.

- Dame clases de matemáticas

- (Solo quedamos si) vienes a mi casa a recogerme en tu coche.

- Arréglame el ordenador.

- Devuélveme a casa.


Si estás leyendo este listado y consideras normal pedir esto a alguien que apenas conoces pregúntate: ¿los hombres les piden a las mujeres estas cosas? ¿Los hombres les piden favores a las mujeres antes de haber tenido sexo con ellas? Tú que estás pensando en acceder a sus peticiones, ¿acaso le harías esos favores a una mujer muy mayor o muy gorda, es decir, a una mujer con la que no te quieres acostar? ¿No sería más normal pedir favores a algún amigo en lugar de a ti, que apenas te conoce? ¿Aceptando estas "solicitudes" acaso no reforzamos su visión de que ellas son el premio?

 Todas estas “peticiones” se han dado siempre en un contexto en el que ellas saben que tienen la sartén por el mango, puesto que saben que la mayoría de hombres harán lo que sea con la esperanza de acabar compartiendo las sábanas. Así que ellas nos van poniendo pruebas, unas veces para saber si somos la clase de hombre proveedor (es decir, materia de buen novio) o si por el contrario estamos hechos para algo más puntual. Así que tienes que tener claro qué es lo que quieres con ella para dar una imagen acorde y que no piense que eres incoherente. Si vas de chulito sobrado y le dices que sí a todo se dará cuenta que eres un fantasma. Si le dices que sí a todo y quieres una relación estable es posible que también te estés equivocando. Corres el riesgo de que te vea un buen chico y aunque eso en principio es bueno pensando en el largo plazo, ellas aún están en la fase de decidir si sienten atracción sexual por ti por lo que, aunque esto que digo puede ser polémico, no, no debes darle todo lo que te pida. Debes arriesgarte a perderla con algunos noes. Recuerda: en la primera fase tienen que sentir atracción “animal” por ti y eso, como todos sabemos, no lo conseguimos siendo el chico bueno. No se enamorará de ti si no te respeta. No te respetará si te maneja tan pronto a su antojo. Cuando ya sea tu novia ya veremos qué pasa pero esa fase aún no ha llegado.

Aún no sois nada pero ya está en actitud demandante


La solución a este tema es pedirles algo a cambio sabiendo que no va a acceder. Si te piden que vayas a por tabaco/una copa en un pub diles que vale pero que quieres que le des un piquito “de amigos”. Debe ser una respuesta que mezcle bordería (al fin y al cabo le estamo diciendo que no) y humor para amortiguar el golpe. Ella ni de coña aceptará y se mostrará enfadada porque considerará que le estás proponiendo algo que solo haría una “fresca”. Pero es sólo fachada. En el fondo estarás mostrando, sin decirlo con palabras, que eres un hombre de carácter, que no harás cualquier cosa  por conseguir sexo, que no te “regalas” a ti mismo ni a tu dinero a cualquiera y por último le mostrarás de frente y sin cortarte tu interés, que es lo que hacen los machos muy muy alfa sin perder ni la sonrisa ni los nervios.


Por último, si la técnica te sale mal no pasa nada: no es que fuera un test, es que ella era una aprovechada. Y con esas no queremos nada ¿no?


0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Toggle Footer
Top