Sígueme en Facebook

31 de octubre de 2011
5 comentarios

Algunas Mujeres y el “no pero sí pero sí pero no”

11:55
El día que conocí a la mujer que más he querido (lo siento mamá, no me refiero a ti J) la conversación estaba encendida entre una amiga suya y yo:


- ¿Pero tú qué le dijiste?
- Pues que ni se le ocurriera llamarme.
- ¿Y qué ocurrió?
-  Pues que pasaron los días… ¡¡ y no me llamó!!

Efectivamente. Una mujer te dice que no pero quiere que interpretes que .

 ¿¿eing??


Aquí tenemos otra de las grandes contradicciones femeninas: la mujer que dice que no pero que en realidad no está cerrando las puertas como tú crees, sólo las está "entornando". Es decir, te dice que no, pero a lo mejor es un , bueno, quizás si o quizás no. Y tú no sabes si agarrarla con más fuerza, dejar pasar unos días o desaparecer sin más.

Y es que a veces no lo tienen claro. Sienten muchas cosas contradictorias y para que la batalla que se produce en su mente caiga de tu lado tienes que ayudarla. Porque ella quiere, pero no está segura. O cree que mañana se sentirá mal. O recuerda una mala experiencia. En resumen, que hoy no tiene “ese chip”.

Así que el hombre insiste y la consecuencia  es que muchas se quejan de lo plastas e insistentes que son los tíos, los cuales ya saben que algunas de vosotras utilizáis el no, además de para decir "no" como una prueba más, una forma de comprobar el verdadero interés que habéis despertado en él. Una manera de transmitirle al tío que no va a liarse con cualquiera y que no es una facilona.

Así que si eres un hombre de pensamientos sencillos e interpretas el como un y el no como un no estás jodido, chaval. Porque las historias que comenzaron con un no y que acabaron con un son incontables. Y es por eso que las mujeres no podéis quejaros de que insistamos porque habéis sido vosotras (como colectivo) las que nos habéis enseñado que hay que insistir. Es nuestra obligación, forma parte del juego. Aunque por supuesto hay que saber "leer" cuándo la chica duda y cómo insistir con elegancia, que ya es otro tema.

Así que llegamos a la gran pregunta:

1) ¿Cómo sabes cuando un no es un no en la lógica femenina?

Yo lo he resuelto de la siguiente manera: un “no” es un “aún no” a menos de que la mujer sea tajante o se den ciertas circunstancias que describiré abajo.

Primero hay que recordar que no hay que dar la oportunidad a nadie para que te lo dé, aunque "tirarle a todo lo que se mueve" muchas veces funcione. Sin embargo hay situaciones en las que estás recibiendo señales de interés pero que no son lo suficientemente claras. Hay que tener cuidado porque existen mujeres que envían esas señales sólo para ver que “aún está en el mercado” y alimentar su ego. Si no ves las cosas claras pero ves al menos un 50% de posibilidades hay lanzarse. Por algo estamos aquí, ¿no?


2) Cuando no lanzarse

- Te acercas a hablarle y te pone mala cara o sólo te contesta un par de frases esquivas. Si no te hace ni p. caso debería ser obvio para todos que hay que largarse, pero muchos hombres no lo hacen. No es en este caso cuando hay que insistir.

- Un tío que le gusta ronda cerca. Suelen escapársele miradas furtivas para ver si os está mirando o directamente notas que un hombre os mira fijamente demasiado rato. ¿Alguna vez te han usado para dar celos?

- No te mira “de esa manera”. Por cierto, ¿estás mirándola a ver cómo te mira? Yo no le daba importancia a esto y estaba muy equivocado.

- No se ríe lo suficiente.

- Habla contigo pero su cuerpo no está dirigido hacia ti. Mala señal...

- Sólo habéis llegado a hablar de banalidades, sin nada emocional.

- Habéis estado hablando de algo emocional, sí, de su ex, de la madre de su ex, de los amigos de su ex , ¡ah!, y de que ya no están juntos.

- Es misión imposible hablar de otra cosa que no sean sus hijos. Siempre vuelve al tema. No tiene vida propia. Mala señal si quiere empezar una relación en la que, al menos al princio, “tú y yo” debería ser lo más importante.

- Te habla pero no está completamente centrada: mira la gente pasar, el bar… no la has “enganchado”.


3) Cuando ella pasa por la línea de no retorno.

- Tiene la impresión de que estás buscando meterla en tu harén o en tu historial de amantes, es decir, se siente una más. Ya la has perdido.

- Ya ha decidido que no eres coherente entre lo que dices y haces. Ha estado haciéndote pequeñas pruebas en el rato que lleváis juntos y no has pasado los test. Lárgate.

- Se había sorprendido contigo pero de repente se le ha cruzado un cable por algo que has dicho/hecho y ahora parece que te odia. La has perdido, no sirven ni las disculpas ni las aclaraciones.

- Eres un desastre, diciendo un montón de frases prefabricadas y juegos tontos sin sentido. ¿Vas pasado y se te va la lengua? ¿la estás asustando?


4)Vale, ya estamos en el tema pero no consigo avanzar ¿Cuando interpreto el no como no?

- Derechazo directo de la chica. J

- No está cómoda con tu contacto físico y  eso que ya lleváis un buen rato.

- Está realmente traumatizada con algún aspecto de su cuerpo: que si las tetas caídas, que si la celulitis, que sí la barriga… Si está realmente obsesionada con el tema no la vas a conseguir excitar porque no está a gusto con su cuerpo: no te conoce y aunque le gustes cree que te vas a fijar en ese “problema” tanto como ella lo hace. Así que a menos de que te encante la chica y estés dispuesto a pasar la travesía por el desierto búscate a otra.


En resumen, tienes que estar muy atento al feedback  que te da. Pero el feedback no siempre es real…


5) Falso feedback negativo. Cuando hay que ignorar sus insinuaciones de no…

- “Tengo novio”. Posiblemente no lo tenga o incluso es posible que no sea un impedimento y a ti no te importe.

- “Hoy sólo quiero salir con mis amigas”. Ya, y si aparece el Brad Pitt de turno y le tira los tejos no se liará con él por esa razón…

- No quiere nada contigo porque dice que “eres un conquistador”. Sólo es una prueba para ver si eres un chulo prepotente. Esquívala con humor.


- Estás tan cerca que ya no crees que vaya a echarse para atrás. Cuidado. En cualquier momento puede rallarse y acabar el juego. Pero no desesperes. Hay veces que lo que realmente están buscando con su no es comprobar que ellas son las que tienen el control. Así que si realmente se ralla y para el motor no te enfades, no te pongas pesado. Retrocede, sigue haciéndola reir, mantén el clima de confianza. Al rato habrá comprobado que incluso poniendo al chico "en el borde" éste mantiene la compostura y sigue siendo el mismo de siempre. Que no era una fachada que sólo muestras cuando todo va bien.  Es tu momento. Vuelve a avanzar, y si falla otra vez invítala a quedarse a dormir. Mañana por la mañana serás un chico con el que ya ha dormido... 



Lo cierto es que toda esta amalgama de grises entre el sí y el no es una jodienda, pero forma parte de las reglas del juego. Y es muy difícil conseguir quesito si no las tienes presente.



5 comentarios:

  1. Mónica (no me deja poner mi cuenta xD)31 de octubre de 2011, 14:24

    Oh dios, Carlos! Porque me caes bien pero me está entrando un momento psicópata y me apetece matar a alguien xDDDD (entiéndase todo este comentario y el que viene, dsde un punto de indignación real pero con tono de humor, please xD)

    Sé que ahora todas las tías te dirán que un NO es un NO. Yo soy una de ellas, pues es cierto, digan lo que digan, lo que digaS y lo que piense Pepito Grillo xD. Llámame joven y alocada por no seguir esos "mitos". Desde mi punto de vista y mi ignorancia (porque no sé en qué tías te basas), parece que tu muestra escogida para permitirte generalizar está bastante sesgada (no sé, por lo que parece, hablas de chicas en pubs, de fiesta, etc). Por lo tanto, estás perdiendo a un montón de tías más, pues supongo que no todas salen.

    Respecto a las mujeres que sí hacen eso (q no tengo ni idea del porcentaje q son pero me niego a generalizar), existen millones de motivos por lo que lo hacen. No las excuso, pues algunas lo harán para molarse a sí mismas y otras, como tu dices, porque no lo tienen nada claro. Pero existe un motivo que sufren tanto hombres como mujeres: "Falta de habilidades sociales". Falta de habilidades sociales xa q la mujer te diga que pasa de tu cara, y falta de habilidades sociales para que el hombre entienda que un no, es un no.

    No sé, tras un momento de enfado a muerte, creo que entiendo tu postura, aunque no la comparto para nada. Es más, creo que no ayuda para nada. Cada persona es un mundo, con sus individualidades y sus historias. Y fomentando a otros hombres a pensar que un "no" es "un quizá", creo que no se ayuda, porque así lo que aumenta es el número de hombres cansinos y, por tanto, el rechazo.

    No sé, lo que quiero decir es que este tema me parece mucho mito ya, lo que ha sido toda la vida o lo que fue durante una época. Cosa que puede ir cambiando a lo largo de la historia (si es que en algún momento se dio tan generalizado, que supongo que sí, si no no se hablaría tanto). Así que, yo voto por dejar de alimentar estas historias y empezar de cero. De esta manera se eliminaría el condicionamiento con el que observa una persona que quiere ligar y se sorprendería con una nueva forma de intentar buscar algo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Mónica, me caes genial porque eres así de sincera ;-).

    Sé que publicar algo así de polémico va a hacer que más de una piense que soy un capullo. Lo sé y lo asumo. Pero es que, teniendo claro que estoy generalizando y que cada caso es un mundo, creo sinceramente que es verdad. ¿Quién no conoce parejas en el que la mujer no quería nada pero que tras mucho insistir el hombre acabaron juntos?

    Si te fijas hay un caso en el que digo que no hay que insistir. Quizás no lo haya remarcado lo suficiente. Si la mujer es tajante en un principio lo que recomiendo es largarse. Pero si no lo es, si ella duda... entonces la pelota está en tu tejado.

    Creo que no puedes negarme que muchas mujeres tienen mil comeduras de cabeza (muchos hombres también) y que estas le impiden avanzar a veces.

    También reconozco que en muchos casos un no es un no. Pero si es un no con dudas... empieza el juego.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  3. Carlos, di que sí!!! Por desgracia, coincido bastante contigo en tu análisis porque al final, aunque no haya que generalizar, muchísimas veces el "no" es un "a lo mejor"... el problema el de siempre, no dejar las cosas claras, jugar a la ambigüedad y sobre todo falta de sinceridad. Repito que no siempre es así y cada caso/circunstancia es un mundo...y ojo!! no nos salgamos del contexto en el que estamos (flirteo), ¿o acaso no les encanta el abordaje "a la italiana"?

    ResponderEliminar
  4. Hola, pienso igual q tu carlos. Las mujeres deberian estudiar programacion, algo claro y conciso, que no deja lugar a la ambiguedad. :)
    He visto gente k se ha concido y ha dejado perder incluso hasta la amistad por miedo a k surgiera algo o paranoias mentales....hay k dejarse llevar xk la felicidad es 1 trabajo de ekipo y el beneficio es de los 2.
    Esto lo digo porque acabo de llegar de fiesta y me han negado 2 veces esta noche :(

    Siempre se quejan las tias de "igualdad"....pues igualdad tambien implica otros ambitos como la conquista y la seduccion.

    utiel84@hotmail.es (x si alguno/a me quiere agregar)

    ResponderEliminar
  5. Hola utiel84, cuanta razón tienes, a veces le damos demasiadas vueltas a por qué hacemos todo en lugar de dejarnos llevar por la vida a ver dónde nos lleva. Yo también me quejaba mucho de que si hay igualdad debe ser también en este tema. Al fin y al cabo los hombres solemos ser más directos en todo y las mujeres tienden más a la sutileza para que no parezca que son ellas las que conquistan. Suerte y gracias por escribir!

    ResponderEliminar

 
Toggle Footer
Top