Sígueme en Facebook

20 de noviembre de 2012
0 comentarios

¿Estamos bien pagados los informáticos?

21:45


Hace poco un amigo titulado en magisterio infantil clamaba contra los recortes en educación diciendo que la educación era uno de los aspectos más importantes de España. No es que piense que no lo sea, pero enseguida pensé qué ocurriría ante un mes de huelga en ese sector: poca cosa. Al menos en comparación a si pasara lo mismo en informática y todos los Administradores de Sistemas tumbasen todos los servidores de este país: se colapsaría todo el sistema, el país no funcionaría. Seguro que podría venir un médico arguyendo que una huelga salvaje en los hospitales dejaría un reguero de muertos y que no hay nada más importante que el sistema de salud. Como vemos, este es un tema muy resbaladizo.

El caso es que soy ingeniero informático y me voy a permitir ponerme en plan llorón. Veo ofertas de trabajo para titulados universitarios con un año de experiencia en el que pretenden pagar 700 y pico euros al mes. No es que sea lo normal pero da una idea de lo mal que está el sector. Más allá de las causas de ello (subcontratación, abundancia de profesionales, rotación, precariedad, escasa capacidad de lucha de mi generación, menosprecio de la dirección de las tareas técnicas...) quiero comentar un par de impresiones. Obviaré esta maldita crisis ya que la situación de la que hablo ya se producía antes.

Hace muy poco estuve de oyente en un par de juicios. La razón no viene al caso pero sí puedo decir que entendí más del 95% de lo que ocurría en la sala. Alguna palabra técnica de los abogados y algún cosa más pero sin mucho problema. Más atrás aún en el tiempo, cuando la crisis de 2008 empezaba acabé metido en una charla de una escuela de negocios con gente de ADE y económicas, donde un catedrático explicaba en aquel momento tan confuso las raices de la crisis. Era un momento anterior a que saliesen las explicaciones de "ninjas" y otros videos para "dummies" sobre qué estaba pasando. Me costó bastante más entenderla, acabé con la cabeza hecha un bombo, pero al día siguiente fui capaz de explicarla sin problemas a una amiga con bastante nivel de detalle, incluso con los tecnicismos que me apunté.  O aquella otra conferencia en la que un jurista que había redactado los cambios en la última reforma laboral explicaba a empresarios y gente de RRHH los cambios. También me perdía algunas preguntas pero en general no tenía problemas.

Ahora os hablaré de mi entrada en el DataWarehouse de un banco, en uno de mis primeros empleos. Recuerdo especialmente una conversación a todo trapo de un compañero en la que durante cerca de un minuto no entendí más de 3 palabra seguidas. No exagero. 

Lo que quiero decir con esto no es que los informáticos seamos los más guays del universo. Ni que resolver problemas técnicos sea más importante que vender o dirigir equipos. Lo que quiero transmitir con este artículo es que tenemos que valorarnos más. Porque valemos mucho. Porque nos hemos estado formando muchos años a un nivel muy alto y no puede ser que cobremos lo mismo que alguien que dejó de esforzarse en su formación cuando tenía 16 años. Hacemos una labor muy desagradable para muchas personas, incomprendida (trata de explicarle tu día de trabajo a tu novia) y poco valorada socialmente

No dejemos de pelear y no aceptemos o al menos nos acostumbremos demasiado tiempo a un salario escaso. Por lo menos algo de trabajo hay. No mucho y en precario pero haberlo hay. 

Que alguno de los dioses frikis traiga suerte a todos.



0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Toggle Footer
Top