Sígueme en Facebook

5 de julio de 2013
10 comentarios

El problema con las treintañeras


Soy hombre, actualmente tengo 30 años. He tenido citas con mujeres de trentaytantos a pesar de que siempre acabe pensando que no debo volver a hacerlo. Estas mujeres tienen un montón de cosas buenas: ya tienen experiencia en la vida, un recorrido sentimental y por lo tanto son más prácticas, vamos, no tienen tantos pájaros "románticos" en la cabeza como las veinteañeras que aún desean secretamente que el amor y los hombres sean como los que ven en las series románticas de médicos y vampiros. Además suelen tener un camino laboral más claro y viven emancipadas. No es aquí donde está el problema. 

El "problema" que vemos los hombres en la mayoría de estas mujeres es esa necesidad a cubrir de ser madres (previo paso por la vicaría casi siempre). Sin embargo, los hombres en su mayoría quedan con mujeres para cubrir su deseo de sexo y algunos algo de cariño, por lo que una primera cita en la que ella te menciona el binomio "quiero papeles"-"quiero hijos" hace que los hombres piensen en cambiar algo, porque está claro que ellas quieren una cosa y nosotros otra.

Cuando llevas 15 años besando hombres y no has conocido ninguno que sea como el de tus sueños empiezas a bajar del monte a por una seta "que no esté demasiado mal". Y es desgarrador. Porque pasados los 30 no existen apenas lugares ideales para conocer hombres. Ya pasó el gran movimiento de gente del instituto-Universidad y el mundo laboral es peligroso ("Donde tengas la olla nunca metas la..."). Así que si eres mujer y treintañera puede que compartas conmigo que los pubs a los que vamos son como los de antaño pero sin glamour. Hombres con menos pelo, con más barriga y mujeres más culonas y la cara con más maquillaje. Si antes habían pocos hombres atractivos, ahora lo difícil es encontrar alguno. Y ojo con ese hombre atractivo, con gracia, sueldo y que no parece estar muy perturbado. Si sigue soltero lo más probable es que haya descubierto que ahora las mujeres follan sin exigir tanto compromiso, unas porque ya tienen el deseo al nivel de los hombres (¡por fin!) y otras como arma de enganche. Así que la competencia es dura y y todos más egoístas e intransigentes. 





Desde la perspectiva masculina yo veo en la gente dos enfoques. El primero está claro: no ser claro. Más de una y más de dos veces he oído aquello de estar con ellas un tiempo hasta que se pongan pesadas con lo de ser madre-boda y entonces buscarse una más joven. Personalmente no termino de entender cómo se puede tener una relación de pareja guardando eso en la recámara. Porque en este caso sí entiendo la famosa frase "me estás haciendo perder el tiempo". El segundo enfoque también es sencillo: mirar a las más jóvenes. Las mujeres de 20 para arriba también tienen cosas en la cabeza, vienen con un paquete de miedos y prejuicios menor, tienen las tetas más duras y el culo no les cuelga. Pero ojo con decir esta idea a un grupo donde haya treintañeras porque vas a crearte un ejército de enemigas. Te dispararán un montón de adjetivos relativos a lo inmaduro que eres, no entienden que en la vida hay que buscarse gente que tenga los mismo objetivos que tú y que para algunos de nosotros casarse y tener hijos es sólo una opción. Muchos hombres no tenemos ese acuciante instinto de tener que ser padres que sí tienen la mayoría de ellas. Así que, ¿para qué voy a juntarme con alguien que quiere tener hijos en 2-3 años si yo aún no lo veo claro e incluso creo que si al final no los tengo tampoco pasa nada? ¿No será más inteligente buscarse a alguien que me de más tiempo sin tantos agobios?

Ayer el compañero que me ha inspirado este artículo se quejaba de que llevaba 7 años soltero ya (tiene 33) y que con la última novia había tenido suficiente. Sin embargo se quejaba de que no entendía a las jóvenes de ahora. Que su forma de ligar no funcionaba con las de 25 y se maravillaba que las menores de 25 no querían nada serio, sólo "cachondeo". Dijo, y fue corroborado por el resto de hombres, que si una mujer le hablaba de estos temas en la primera cita no volvía a quedar con ella. El caso es que yo creo que no ha tenido muchas porque a mí me lo mencionan todas. 

La verdad es que a mí no me quedó nada claro qué es lo que quería él pero es que, al fin y al cabo, todos estos temas son complicados.






10 comentarios:

  1. Carlos, enhorabuena por tu blog, me siento muy identificado con algunos de tus artículos, especialmente porque acabo de cumplir 29 años y estoy inmerso en una especie de crisis existencial referente a mis relaciones con el sexo femenino.

    Reconozco que cuando tenía veintipocos años, no ligaba nada, o me costaba muchísimo, las chicas me miraban por encima del hombro, como con desprecio, y esa situación hacía que me amargaran mucho. Desde los 26-27 años, la cosa cambió completamente, empecé a ligar como ni en mis mejores sueños, he ligado hasta en el metro camino del trabajo a las 8:30 de la mañana... La diferencia es que ligo con chicas que tienen entre 20 y 24 años.

    En cambio, las mujeres de 28, 29 o 30, las mujeres de mi edad, las que no querían nada conmigo hace unos años, ahora me parecen señoras amargadas, casi hasta me dan cierta lástima, la mayoría han perdido todo su atractivo, y parecen derrotadas por la vida... e inevitablemente recuerdo esa época no tan lejana donde esas mismas mujeres me trataban como a un trapo...

    Ya no es cuestión que a las treintañeras se les pase el arroz o no... es que en este momento de mi vida, y por mi experiencia personal... no saldría con una treintañera ni aunque fuera ninfómana... sobre todo por el éxito que estoy teniendo con chicas más jóvenes.

    Yo creo que es hasta una cuestión de justicia cósmica... todos tenemos nuestro momento, ellas vivieron el suyo hace diez años y yo lo estoy viviendo ahora... y no estropearía mi momento comprometiéndome con una mujer que ya está de vuelta de todo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que vives una situación parecida a esta:

      http://fueradellimite.blogspot.com.es/2014/06/el-hombre-divo.html

      :))

      Eliminar
    2. Nunca me había sentido como un divo, jajajajajaja
      Pero después de leer el otro artículo, me he sentido muy identificado. Pero creo que lejos de ser algo negativo, es algo natural, una respuesta a una situación que han vivido muchos hombres. Si las mujeres te han hecho daño toda tu vida, ya sea rechazándote, o mirándote por encima del hombro, o acostándose con su exnovio en el que pensabas que era el mejor momento de vuestra relación (eso nos ha pasado a todos... jajaja), pues llegas a un punto en el que te quemas, y pasas de vover a sufrir por una tía, y con el tiempo cada vez te resulta más fácil no enamorarte ni ilusionarte por ninguna. Lo curioso es que cada vez ligas más, es como si ser pasota o expresar abiertamente que no quieres una relación fuera muy atractivo para ellas, contradiciendo completamente lo que ellas siempre defienden... que si príncipe azul, que si chico noble y cariñoso... unas narices!!! jajajajaja

      Saludos!!

      Eliminar
  2. Pues hijos míos, yo tengo 30, q por lo visto no los aparento, aunq yo creo q sí.
    Me lo he pasado de lujo haciendo mil locuras con gente de esa edad de veintipocos, pero a la hora de sentir algo. Me era imposible porque era como hablar con mi hermana pequeña cuando tenía 20años.

    Q no es x contradecirte, pero acabo de sentar cabeza y él es de mi edad. No será un chavalín con esos abdominales, esa fuerza y ese pelazo (q creo q es el equivalente a lo q os atrae d las 20añeras), pero a mi me vuelve loca y, dsd luego, n la cama s nota q ha trabajado más!!!

    jajaja

    Pd. Felicidades x el blog, xo yo soy mujer y tengo PAVOR al compromiso y, entre mis amigas abunda. Otra cosa es q s pueda decir en la 1a cita o te convenga quedar como una señorita.

    Tú di q sí y ya verás como las q asustan d ver algo serio son ellas!!! XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, cada persona es un mundo! Gracias por dejar el comentario, un abrazo! (o)

      Eliminar
    2. Toda la razón, cada persona es un mundo, aunque en cuestión de relaciones sentimentales y/o sexuales, la mayoría siguen unos mismos patrones debido a la influencia que la sociedad tiene sobre nosotros.

      Pero cierto que te encuentras de todo en este mundo, mujeres de 30 que sólo se excitan con yogurines de 20 (últimamente muy de moda por lo visto), hombre de 30 que no quieren saber nada de las veinteañeras porque las ven como niñatas, mujeres de 30 que tiene ya el reloj biológico acechando y hombre de 30 que van de divos...

      Lo que observo es que para realizar sexo sin compromiso tienes un gran abanico de posibilidades pero si quieres tener una relación serie es casi imposible que encuentres a alguien con el/la congeniar.

      ¿Qué opináis vosotros?

      P.D.: Soy hombre, por si eso puede influir en la opinión de los/las que lean mi comentario.

      Eliminar
  3. No te lo crees ni tú, sí claro resulta que todas las treintañeras quieren tener un hijo tuyo. Yo conozco a las mujeres treintañeras y no suelen ir de tonterías, si no les gustas te querrán para el temita... y si les gustan no serán tan cazurras de querer que les des un hijo a toda costa, en todo caso te tirarán y si se quedan embarazadas madres solteras. A esa edad, tanto hombres como mujeres, las personas tienen las cosas claras y no se van con el primero o primera que se les aparece. Hay de todo claro, pero no la mayoría.

    ResponderEliminar
  4. Machismo, arrogancia e ignorancia absoluta sobre el sexo femenino. Una lástima.

    ResponderEliminar
  5. exacto, mucha arrogancia. Parece que a las mujeres de 30 se nos pasó el tren? por favor. Tengo 31 años, ya tengo una familia y nunca le mencioné a nadie que quería tener un hijo o casarme, simplemente quedé embarazada y mi pareja estaba mas feliz que yo. Hay hombres de 29 años que aún se sientes adolescentes y andar por la vida como idiotas queriendo conquistar a nosotras que no nos vengan con eso y no confundan tener las cosas claras con ser amargadas, además no se que mujeres de 30 conocerás tu pero te diré que es una edad fantástica y la mujer se pone hermosa. allá tu si en tu circulo conoces a puros monstruos.

    ResponderEliminar

 
Toggle Footer
Top