Sígueme en Facebook

9 de diciembre de 2012
0 comentarios

Ligando entre marejada

19:44



Haberme vuelto muy exigente tiene muchas desventajas. Aunque muchas mujeres odian este punto (porque hace que no se sientan para nada especiales) ligar es cuestión de estadística. A la chica promedio le encantaría que su próximo príncipe hubiera estado en una isla desierta, no que se haya acercado a muchas mujeres antes que a ella. Pero luego las muy atractivas suelen acabar con los hombres que tienen aplomo, agallas, capacidad de socializar con otros... lo cual se desarrolla practicando. Incluso los que tienen esa capacidad de "siempre" (los llamados 'naturales') la tienen porque llevan toda la vida haciéndolo.

Juntar estas dos características, ser exigente y saber el importante factor que es la estadística simplifica mucho las cosas ya que cuando por fin ves a una mujer que tiene ese algo que te llama sólo tienes una opción: acercarte. No queda otra.


Yo no puedo ir tirándole a todas las chicas guapas que hay sencillamente porque no me interesa lo que puedan decirme, no me lo pasaría bien, no fluiría y por lo tanto no voy a llegar a nada a menos que sea ella la que coja las riendas. Así que si voy a acercarme a pocas no puedo permitirme el lujo de dejarlas marchar. Acercarme es una obligación.



Anoche vi una al poco de llegar. Me recordó mucho a la novia del prota de Kalifornication pero con careto de pocos amigos. Mi amigo me recomendó no acercarme. Sabía que me recibiría con los cuchillos afilados ya que ya había hablado con su grupito sobre dónde dejar la chaqueta y ella era la única que no había dicho nada. Pero como dicen por ahí en la crisis está la oportunidad. Un mujer claramente enfadada como ella muy probablemente no haya recibido ninguna 'visita' aún. Si además consigues cambiar su humor vas a tener toda esa energía negativa en un sentido que te favorezca. No es fácil, lo sé. Pero el que aquí escribe se acercó una vez a una mujer con la terrible frase de entrada "mi amigo me ha dicho que sois maduritas" y el cabreo inicial más que considerable acabó en risas y simpatía tras varios minutos de tensa conversación en el filo de la navaja. Y digo "tensa" por no decir "muy tensa"...



Lo más importante cuando conoces a una desconocida es causarle un impacto emocional. En estos casos lo peor que te puede pasar es precisamente pasar inadvertido, ser uno más. Así que una chica que ya está fuera de su 'modo lógico y racional' me favorece. Cuando una mujer se pone a darle mil vueltas a todo es cuando empiezas a tener pocas probabilidades de éxito. Así que ahí me tienes lanzándome contra el averno. Pero esta vez no salió bien



Básicamente me contestó 'no' a todo. Ni siquiera conseguí sacarle por que estaba saliendo después de decirme que en realidad no quería.


Cuando volví con mis amigos estaba contento. Por un lado por haber encontrado una chica que me interesase. Por otro lado por haberme acercado a una chica atractiva sin que me haya  intimidado su belleza lo más mínimo. Y por último por notar como una anestesia total en mí hacia que lo que muchos podrían considerar rechazo o fracaso no hiciera ni siquiera acto de presencia.

Iba a ser una gran noche.



0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Toggle Footer
Top