Sígueme en Facebook

1 de agosto de 2013
0 comentarios

Pensamientos "princesa" que torturan a los hombres

12:23
Puede que pienses que el título es exagerado. Algunos lo llaman el "síndrome de la princesa". Es cierto que las ideas de una mujer sobre cómo debe ser su relación de pareja no hacen directamente daño a nadie. El problema es que a veces esos pensamientos hacen que se comporte de una manera tal que la mujer acabe exigiendo una cantidad cosas a sus parejas o pretendientes que hagan sufrir un día tras otro a la persona que desea tener algo serio con ella. Hacer sufrir al otro en una relación puede ocurrir en ambas direcciones pero hoy me centraré en el caso de las mujeres que se creen princesas de cuento y que exigen a sus parejas que sean príncipes azules.

La cultura occidental inyecta en vena un montón de ideas a las féminas acerca de cómo debe ser su relación para que sea "normal" o "perfecta". Ideas y necesidades que de haber nacido en una isla desierta no tendría. Es cierto también que muchos de los nuestros comportamientos son reflejo de nuestros instintos y no de la cultura en la que hemos crecido. Pero también es cierto que los instintos hay que controlarlos y que la madurez debe racionalizar las cosas que nos pasan, haciendo razonables nuestros deseos y expectativas.

Para mí, lo que define a una mujer para ser considerada "princesa" es la actitud que tiene de no responsabilizarse de sus cosas esperando a que lo haga otrosu príncipe. No quiere conducir, no quiere ser activa en la cama, no quiere pagar en una primera cita, no quiere elegir restaurantes, no quiere llevar sus cosas a arreglar (como por ejemplo el coche al taller...) O cosas aún más importantes: no quiere trabajar esperando que lo hagas tú por los dos. Huelga decir que si no haces todas estas cosas por ella según sus gustos te criticará por ello, aunque ella no proponga alternativa alguna.

La mujeres con complejo de princesas te soltarán una serie de ideas que tendrás que aceptar para pasar sus filtros. Generalmente serán atractivas físicamente y por lo tanto tendrán sensación de abundancia. Tú querrás que todo funcione porque te gusta mucho pero sus exigencias te lo irán poniendo poco a poco más y más difícil. Estas son algunas de las características que las definen:


- Piensan que un hombre ha de rescatarlas. Estas mujeres viven esperando un hombre perfecto junto al cual la vida, creen, será más fácil. Por lo general sienten que no son felices solas y que algo falla porque llevan años esperando a un "Hombre" y éste no llega. No entienden que su concepto de "Hombre" es una adaptación de sus necesidades volcadas en alguien que les dará todo lo que ellas necesitan. Si eres hija única y tu padre te trató "como una princesa" tienes muchas papeletas de estar buscando inconscientemente alguien que siga cumpliendo ese papel. Lo siento, ahora eres adulta y debes responsabilizarte de las decisiones que te afectan y de resolver tus problemas.


- Cree que es un premio. Mi consejo para estas mujeres es que si no quieres que te traten como un objeto, no te consideres un premio. No actúes como si tu presencia a mi lado fuera un regalo divino. Puede que tú seas muy lista y atractiva pero yo no lo soy menos e incluso me atrevería a decir que también piensas que lo soy, si no, no estarías conmigo. Hay mujeres divinas que tienen continuamente muchos huevos pidiéndoles sal y acaban creyéndose estar por encima, en una especie de altura celestial que sobrevuela la orda de salidos que no paran de tirarles los trastos. No te creas esta idea. Como hombre debes pensar que estás a su altura.




0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Toggle Footer
Top