Ir al contenido principal

Ser joven y tu capacidad de adaptación al cambio



 La gente piensa que ser joven es tener la piel tersa  pero hay algo que define tan bien como nuestro físico la edad que tenemos: nuestra actitud, la alegría con la que hacemos las cosas, la alegría con la que nos adaptamos a los cambios  incluso aunque no sean voluntarios.


A cualquiera le puede estresar un cambio de puesto en el trabajo, una tecnología nueva a la que hay que subirse para no quedarse aislado/anticuado o volver al mercado del ligoteo tras muchos años con pareja estable.

Lo que diferencia a los buenos de los malos, a los jóvenes de los viejos,  es la actitud con la que se enfrentan  al cambio. Así que se puede ser viejo siendo joven y viceversa.

No estoy diciendo que haya que subirse a todos los carros. A mí personalmente me costó mucho tener mi primer teléfono móvil porque lo consideraba una “pijada”, registrarme en Facebook porque lo consideraba “un nido de cotillas” o utilizar páginas de internet de conocer gente/ligar porque lo veía de “desesperados”.  

Esto es normal, es la actitud de viejo, la de la persona con prejuicios que antes de probar algo lo rechaza por las ideas preconcebidas que tiene. Lo que te hace grande es ser capaz de saltar por encima de ellos y tratar de ver qué cosas buenas puede aportar a tu vida ese cambio de residencia o esa nueva forma de hacer las cosas en lugar de estar todo el día refunfuñando como un viejete cascarrabias que añora sus años dorados. Y es que aquellos años dorados fueron dorados porque era una persona abierta al cambio,  a la última, no como ahora que abraza la decadencia.

Yo creo que en el fondo es una elección. Porque las nuevas generaciones lo ven todo bien y aprenden enseguida pero los que ya tenemos una forma de hacer las cosas por tener ya una edad tenemos que elegir esforzarnos para ir renovándonos por dentro.


¿Qué eliges tú? ¿Te vas a quedar en la fase de negación - miedo?


Comentarios

Entradas populares de este blog

Trucos Badoo de un perro viejo

Dentro de poco haré 3 años en Badoo. Tuve una primer época en el que me lo tomé muy en serio, estuve muy metido y tuve los mejores resultados. De aquellas experiencias acabé escribiendo ésta, la página de más éxito de este blog. Pero ya llevo una muy larga temporada en el que entro de forma bastante intermitente. 

¿Está este artículo escrito por alguien harto de badoo? ¿Estoy quemado como la mayoría? Yo diría que no, pero...

IV Parte : Trucos para Badoo

No se ve el icono de Word : Solución

De golpe los ficheros de word no pintan el icono correspondiente en Windows, por alguna razón el icono no se ve aunque la aplicación sí se abre bien. 
Los hay muy brutos que deciden reinstalar todo el Office...